Crece el equipo del Museo Marítimo Nacional

 

Una dulce espera se vive en el Museo Marítimo Nacional (MMN). Hace un par de semanas, una pareja de Queltehues anidó dos huevitos en el Patio del Ancla, por lo que tanto los padres como los integrantes de la dotación de este centro histórico cultural hacen importantes esfuerzos para proteger el nido y que las crías nazcan sin contratiempos.

Este proceso, que se extiende aproximadamente por 26 días dependiendo de las condiciones climáticas, no es nuevo para el MMN, el cual desde el año 2012, durante la misma época, ha sido el lugar escogido por la especie para llevar adelante su proceso reproductivo.

A partir de la experiencia y luego de que, en 2017, gracias a los cuidados del personal y los visitantes, dos de las tres crías sobrevivieron y posteriormente, aprendieran a volar, el Museo activó un plan especial de protección para esta particular familia, considerando además que se trata de una especie que se caracteriza por sus instintos protectores los que podrían volverlos algo agresivos sin ven en peligro sus nidos, instalando letreros de advertencia en los alrededores para prevenir a quienes deseen acercarse.

Con el objetivo de fomentar el cuidado de esta especie tan vulnerable por estas fechas, es que el Museo hace un llamado al público general para apoyarlos en este proceso en el que esperan que esta familia de aves logre sacar adelante a sus dos pequeños polluelos, invitándolos a conocer a estos nuevos miembros de la dotación, manteniendo siempre una distancia prudente, respetando su espacio y protegiéndolos del maltrato.

Finalmente, y en el caso que todo resulte en el marco de lo planificado, dentro de las próximas semanas, los polluelos nacerán y tras poco más de un mes de instrucción de vuelo, por parte de ambos padres, abandonarán el nido y el museo, pasando a ser parte de la historia de este centro histórico.

Cabe destacar que, en la primera fase en su crianza, los polluelos corren velozmente por el suelo, pero, ante cualquier peligro, se inmovilizan agachándose y el color mimetizante de su plumaje los vuelve totalmente invisibles, por lo que – en su momento- se extremarán los cuidados.

CONOZCAMOS UN POCO SOBRE ELLOS

Los Queltehues, corresponden a un tipo de ave que se caracteriza por anidar siempre en el mismo lugar. Su época de reproducción es muy temprana, desde principios de julio, o sea en pleno invierno.

Los padres son muy protectores de su nido, así como también de sus crías, volviéndose agresivos si ven que ellos están en peligro.

Pueden atacar a los intrusos con sus espolones, incluso a las personas, con vuelos en picada y un fuerte grito.

Sus huevos y crías se mimetizan en el pasto y cemento, pudiendo parecer piedras o una mata de pelusas.