Sala Cripta al Loor de Chile

criloo001

Antes de ingresar a la "Cripta al Loor de Chile", se encuentra un pasillo donde se exhiben principalmente reliquias de naves, tanto chilenas como peruanas, que combatieron en la Guerra del Pacífico. Una gran fotografía de una pintura de Somerscales, "La Escuadra Chilena en Valparaíso en 1879", nos presenta todas las naves chilenas que participaron en esa guerra.

De izquierda a derecha: una bomba de achique de la nave peruana "Independencia"; un trozo de madera del blindado "Blanco Encalada", motones y sacatrapos (para limpiar los cañones) , un trozo de mástil de la corbeta chilena "Esmeralda", un antiguo torpedo Mc Evoy de la época, y un compás de gobierno del blindado chileno "Cochrane". Al lado opuesto se encuentra la rueda de gobierno de la cañonera peruana "Pilcomayo", nave capturada por el blindado "Blanco Encalada".

Esta sala tiene el carácter de Templo, donde aparecen los retratos de veintisiete héroes de la Guerra del Pacífico, muchos de los cuales murieron heroicamente en el Combate Naval de Iquique (1879), mientras que otros que no encontraron la muerte en la Guerra, destacaron brillantemente en el cumplimiento de su deber. Al entrar en la sala se observa una importante reliquia, el Clarín de la "Esmeralda", tocado por un muchacho de quince años, Crispín Reyes, quien murió en el Combate alentando incesantemente a sus compañeros con su instrumento, el que muchos años estuvo en el fondo del mar en la Bahía de Iquique.