Sala Cabo de Hornos

Contiene la historia de la navegación, principalmente a vela, por esta importante ruta oceánica, desde el descubrimiento del promontorio que señala el extremo austral de América por una expedición holandesa en 1616, hasta nuestros días. Apoyado por paneles que contienen información histórica, como por elementos náuticos y de navegación, utilizados por las naves que desafiaron cruzar el Cabo de Hornos, como por pinturas y cartas náuticas, la sala presenta una interesante visión del mundo de los marinos que cruzaron esta importante vía de navegación.

La sala fue diseñada para darle el lugar que merece al Cabo de Hornos, que durante siglos fue la ruta más utilizada por las naves que hacían la travesía entre Europa y América. Especial atención en su concecpción, se le asigna a la importancia que tuvo para la navegación de los grandes veleros salitreros, que transportaban este rico recurso desde las costas del norte de Chile hacia los mercados del mundo, dando a nuestro país enormes riquezas económicas, utilizadas en el crecimiento de la nación a fines del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX.

Se destaca la presencia de la Cofradía de los Capitlanes del Cabo de Hornos, institución formada por capitanes que atravesaron el Cabo de Hornos en veleros que en la actualidad tiene seds en los más importantes puertos del mundo. Al celebrar los 51 años de su fundación, los Cap Horniers inauguraron esta sala.

También se rinde homenaje a las víctimas del naufragio del buque escuela de la Armada de Chile, la fragata "Lautaro", antiguo velero salitrero que se incendió frente a las costas del Perú, una de las tragedias más importantes que ha enlutado a la Armada Nacional, en la que perdieron la vida 20 marinos.